TRATAR LAS ARAÑAS VASCULARES Y VARICES: DE ESTE INVIERNO NO PASA!!

Las arañas vasculares pueden estar causadas por un problema más importante que el meramente estético, como el mal funcionamiento de venas grandes, que hacen que exista una disfunción en el retorno venoso. En esta situación las antiestéticas arañitas dejan de ser sólo algo que afea nuestras piernas para pasar a ser un tema de salud que es recomendable tratar bajo la supervisión de un flebólogo que, probablemente, te aconsejará un estudio de las venas.

Escleroterapia y microinyecciones de espuma

El tratamiento de arañitas o varices se puede realizar con láser o con escleroterapia, o bien, con una combinación de ambos si fuese necesario

La espuma es una técnica en la que se utiliza una espuma esclerosante, también conocida como Foam, que se inyecta directamente en la araña haciendo que el aire que contiene desplace la sangre y permita un mayor contacto del esclerosante con las paredes del tejido. También puede darse el caso en que necesites la escleroterapia clásica, en la que el esclerosante se inyecta en forma líquida y no de espuma. El esclerosante es una sustancia química que tiene un efecto irritante sobre el tejido de las arañitas y várices, que hace que estas se plieguen y desaparezcan.

¿Es efectiva?

Es realmente efectiva. Podemos decir de del 80 al 90% de pacientes obtienen resultados muy satisfactorios.

Laser vascular

Se trata de provocar la reabsorción de la variz a través del calentamiento que el láser produce en la hemoglobina. El número de sesiones depende siempre del estado de las varices y la duración es de 30 minutos aproximadamente.

El paciente apenas percibe la sensación de pequeños pinchazos prácticamente indoloros, ya que se aplica anestesia tópica. Es un tratamiento que permite incorporarse a la rutina diaria nada más finalizar la sesión, aunque será necesario llevar una media de compresión durante el tiempo que indique el doctor, al igual que sucede con la escleroterapia.

El láser vascular está recomendado para personas con varices muy marcadas o numerosas y se puede combinar con la escleroterapia si fuese necesario.

¿Qué método escoger?

Ambos métodos son muy efectivos, aunque debemos dejar al criterio del doctor cual es el más conveniente en cada caso o si lo aconsejable es combinar ambos, teniendo siempre en cuenta las características de las varices a tratar.

Como ya hemos señalado, no se trata solo de una cuestión estética. Estos tratamientos, solos o combinados pueden también paliar la sensación de cansancio y dolor que estas venas provocan muchas veces en tus piernas.

Por tanto, ponte manos a la obra y no vuelvas a esperar al año que viene. Esta es, sin duda, la mejor época para tratar tus arañitas y varices.