Peeling químico

El Peeling químico se define como la aplicación de una sustancia, con capacidad exfoliante, y cuyo fin es el conseguir un pelado controlado de la epidermis o de la dermis superficial, para mejorar distintos aspectos de la piel que afectan a esos niveles. 

Sus indicaciones en medicina estética son diversas. Contamos con distintos productos y combinaciones de estos para atender a cada problema, lo que han hecho de los peelings una de las alternativas de tratamiento más versátiles y satisfactorias de la consulta.

Las indicaciones son: tratamiento de lesiones posacneicas, rosácea, manchas en la piel secundarias al fotoenvejecimiento o melasmas o por otros tratamientos, rejuvenecimiento facial con arrugas desde superficiales a profundas, estrías, pérdida de elasticidad de la  piel y flacidez, entre otras.

La indicación del peeling así como su aplicación debe preceder de un diagnóstico personalizado y realizarse por médicos capacitados para evitar complicaciones.