Dieta de Aporte Proteico (DAP)

Blog Medicina Estética Moderna

La dieta aporte proteico está basada en proteínas con restricción de glúcidos, al menos en las primeras fases. Posteriormente se irán incorporando nuevos alimentos para lograr un balance adecuado y una nueva forma de comer

Para tratar el sobrepeso, habrá que aportar en el momento propicio:

• aminoácidos específicos que favorecen la síntesis proteica y la síntesis de

neuromediadores del humor, del hambre y de la saciedad,

• glúcidos adecuados para regular el apetito y el almacenamiento de grasas, siempre respetando los momentos de secreción de la insulina,

• ácidos grasos necesarios para controlar la síntesis de nuevos ácido grasos y

favorecer su integración en las membranas celulares,

• aporte de los micronutrientes, que son indispensables en todas las reacciones

metabólicas,

• tomas diarias de alimentos, que se distribuirán en cuatro o cinco comidas según los ritmos de cortisol e insulina

Primeros Días de Dieta

Durante una primera fase, la reducción casi total de la ingesta de glúcidos genera una leve hipoglicemia que es detectada por el páncreas y el sistema nervioso central. Dicha hipoglicemia desencadena una serie de reacciones:

• Caída de la secreción de insulina: La disminución de la concentración de insulina origina, a su vez, una disminución de la entrada de glucosa en las células de los tejidos sensibles a la insulina (músculos y tejido graso).

• Aumento de la producción de hormonas que aumentan las enzimas que producen glucosa endógena mediante la glucogenólisis y gluconeogénesis.

El aumento de estas hormonas, libera importantes cantidades de ácidos grasos libres a partir del tejido adiposo. Éstos son parcialmente captados por el hígado, en el que se transforman en cuerpos cetónicos. Los cuerpos cetónicos cumplirán en un 80% las necesidades metabólicas de nuestro sistema nervioso ante las bajas concentraciones de glucosa.

Este proceso metabólico es complejo y requiere unos días de adaptación de nuestro organismo; pero es muy fácil revertir la situación cuando introducimos de forma inadecuada algún alimento prohibido. Por ello es importante ser estricto durante las primeras fases. Con esta dieta, se espera instruir al paciente sobre cuáles son los alimentos que debe consumir y como combinarlos en el menú diario

Como todas las dietas, requiere del compromiso del paciente y de la combinación con ejercicios y de un estilo de vida saludable para obtener mejores resultados. Sin embargo es una dieta muy tolerable, fácil de seguir y sin pasar hambre