BALÓN ELLIPSE, CÓMO FUNCIONA

También llamado balón intragástrico, el balón Ellipse consiste en la colocación de un balón en el interior del estómago que ocupará parte de éste y provocará que, cuando el paciente coma, se sacie antes, facilitando así la pérdida de peso

El procedimiento se realiza bajo sedación y es bastante rápido. No requiere de hospitalización.

Esta técnica es ideal para personas con un IMC por encima de los 30 kg/m2, que sufran de patologías asociadas como diabetes o hipertensión y puede conseguir que se pierda aproximadamente un 12 o 13% del peso original durante los primeros 4 meses.

Ellipse es el primer balón intragástrico para la pérdida de peso que no necesita endoscopia para su colocación ni para su extracción. Se coloca en el estómago ingiriendo una pequeña cápsula que, a su vez, se rellena con líquido a través de un catéter, todo ello bajo control radiológico. A las 16 semanas aproximadamente el balón se degrada y, tanto él como su contenido líquido, se eliminan de forma natural.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

El balón intragástrico Ellipse se introduce dentro de una cápsula de 20×6 mm conectada a un catéter muy fino a través de una válvula autosellante. Una vez que la cápsula se ha ingerido, su posición en el estómago se controla a través del marcador radiopaco del balón en una radiografía abdominal.

Acto seguido, el balón se llena a través del catéter con suero. Una vez se ha llenado por completo, se retira el catéter tirando hacia atrás.

La duración del procedimiento es de unos 30 minutos. Antes de poder regresar a casa con el alta médica, el paciente deberá reposar unas 2 horas en el mismo hospital.

Es sumamente importante seguir una dieta diseñada por un nutricionista mientras se usa el balón. Esta dieta deberá ser revisada al mes del inicio del procedimiento.

También es imprescindible seguir un programa de ejercicio que se mantendrá incluso después de haber eliminado el balón, con el fin de no volver a engordar

¿A qué edad se puede colocar?

No es necesario considerar una edad “adecuada” para poder colocar un balón intragástrico Ellipse; por esta misma razón, si hablamos de casos de obesidad muy elevada, esta técnica se puede considerar muy recomendable y segura, siempre, claro está, que un especialista lo recomiende y supervise.

No obstante, en el caso de obesidad infantil, es siempre aconsejable valorar este procedimiento una vez que el niño ha finalizado la fase de crecimiento, pues el grado de obesidad podría mejorar a lo largo de esta fase. 

Ventajas del balón Ellipse

La pérdida de peso no es la única ventaja de la implantación de un balón intragástrico Ellipse.

  • No provoca ninguna disfunción o trastorno del estómago ni del intestino ya que no se reduce el estómago retirando parte del mismo, como sucede en el caso de la cirugía bariátrica.
  • Se reducen los riesgos en general al ser un método no invasivo.
  • No requiere endoscopia ni sedación profunda.

Asimismo, la presencia del balón Ellipse en el estómago “engaña” al cerebro, haciéndole creer que se encuentra lleno, incluso cuando el paciente no ha ingerido ningún alimento. 

Los controles del Balón Ellipse

Se realizará una ecografía cada  2-4 semanas mientras se lleva el balón para comprobar que permanece hinchado. Se llevará a cabo un seguimiento del paciente durante 1 año por el equipo que intervino durante todo el procedimiento.

Decídete y apuesta por tu cambio ahora. Si ya has intentado bajar de peso en otras ocasiones sin resultado, este procedimiento es el que estás buscando. Consúltanos sin compromiso, nos encantará resolver todas tus dudas.

Abrir chat
1
Hola, ¿en qué te podemos ayudar hoy?
Hola, ¿en qué te podemos ayudar hoy?